ONBOARDING – Bienvenido a bordo!!!

welcome

Muchas veces suele pasar que las organizaciones invierten ingentes cantidades de recursos -tiempo, dinero- para reclutar, seleccionar y contratar al mejor talento humano que el mercado laboral pueda ofrecer. Sin embargo una vez la persona ha sido contratada se encuentra en su primer día laboral con un escenario que no pasó siquiera por su mente: le pintaron una organización de primera clase, con procesos definidos, con un clima laboral envidiable y con un programa de desarrollo profesional que le llevará a la cima de su exito…  Y cual es la realidad? Al llegar ni siquiera saben en la recepción que es un nuevo/a miembro del equipo, pasa la primera/s hora/s esperando en una silla o en una sala vacía que alguien le atienda (que se acuerden que llegaría!!!). Tras bambalinas se escucha a un grupo de personas tratando de ponerse de acuerdo (o al día!!!) de lo que harán para “ocupar” al nuevo/a colaborador/a: se escucha decir”-Cuál es su nombre?” “-En qué área de la empresa estará?”, “El jefe no tiene tiempo para atenderle…”.

No hay plan, nadie le indica donde está el comedor o el baño, nadie le presenta con sus compañeros, nadie le dice BIENVENIDO/A!!! pareciera que sólo quieren que llegue a su área de trabajo y empiece a trabajar en los pendientes y que en las primeras horas de estar en la organización rinda y entregue resultados como si llevara años en el puesto. Y a veces, pasan unos meses y ni siquiera sabe exactamente cuáles son sus principales metas y atribuciones.

En el libro “The First 90 Days” de Michael Watkins, nos habla del “Punto de Equilibrio” del tiempo que requiere un nuevo colaborador para que empiece a generar valor real a la organización. Previo a este punto de Equilibrio el colaborador practicamente “consume” valor de la organización. Imaginemos estos escenarios:

Qué pasaría si … (en términos económicos, de procesos, alcance de metas, clima laboral, rotación, desempeño financiero…):

  • Llegado estos 6 meses nuestros colaboradores  no alcanzan su punto de equilibrio? (en algunos casos ni siquiera llegan a quedarse con nosotros esos 6 meses!!!).
  • La empresa contara con un proceso (metodología) que le permitiera reducir el tiempo de adaptación y generación de valor (Punto de Equilibrio) por parte de sus nuevos colaboradores?. esto lo podemos lograr con un Programa Onboarding bien definido y estructurado y sobre todo excelentemente ejecutado.

Los invito a leer el artículo del siguiente link: Building an onboarding Plan for New Hires  en donde podrán conocer más acerca del proceso onboarding.

“Un programa onboarding no inicia el primer día laboral, inicia desde el proceso de reclutamiento y selección.” dice Erin Perry, Director de Soluciones al Cliente en Pinstripe, una empresa de reclutamiento con base en Brookfield, Wisconsin.

Espero que disfruten la lectura y les brinde ideas sobre cómo optimizar este proceso en su organización.

 

M.A. Manfredo López

Gestión del Talento Humano.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s